Jessica Calderon

Inicio » Fortalezas » El Látigo o la Zanahoria, ¿Cuál es su estilo gerencial?

El Látigo o la Zanahoria, ¿Cuál es su estilo gerencial?

Blog Stats

  • 112,876 hits
Blogueros Hondureños

Visitantes del Blog

Twitter

Estaba recién graduada da la universidad, cuando tome mi primer empleo una gran corporación. Se me asignó el puesto de jefe, en una de las tantas áreas que pertenecían al departamento de operaciones, que en realidad era el área de contabilidad. Estaba yo enterrada debajo de cinco niveles gerenciales bajo el “mando ” de un flamante jefe cuyo estilo administrativo asemejaba al más puro dominio barbárico. Amenazas de despido, regaños y  humillaciones estaban a la orden del día. Afortunadamente, por alguna extraña razón, tuve la fortuna de que el “gran jefe” nunca me trató de esta forma. Aparentemente me respetaba o quizás se sentía intimidado por la recién graduada, que era la única egresada universitaria bajo su mando.

En aquello oscuros días – que de hecho eran literalmente oscuros porque nuestra oficina estaba en área muy grande sin acceso a ventanas- pude comprobar con mis propios ojos el efecto del látigo. El departamento respondía adecuadamente, se cumplían los objetivos, pero el ambiente era realmente triste. Los empleados odiaban al jefe, en algún momento escuche que llegaron amenazarlo. Sin embargo, el no hacía más que cumplir su función, de la forma que sabía hacerlo.

Este es un caso drástico de  administración por el látigo.

La pregunta es, ¿cómo se logra más productividad de parte de los empleados,  con mano dura o a base motivación?

Mi segundo jefe hizo dos cosas que me marcaron profundamente: la primera,  me puso a prueba, asignándome actividades de diferentes grados de responsabilidad, dejándome libertad para  experimentar diferentes experiencias y luego confiando en mi capacidad de realizar las actividades a cabalidad. Y lo segundo, nunca puso en duda mi capacidad, nunca me contradijo ni humillo frente a otros. De hecho, no recuerdo que me haya llamado la atención directamente. Nuestro departamento siempre tuvo altos estándares de desempeño,  muchas veces sobre otras áreas. Personalmente, puedo decir que crecí muchísimo en este periodo y me convertí en una profesional y a la vez aprendí a gerenciar a otros con un estilo similar.

Yo soy seguidora de la teoría de la zanahoria, o la motivación. Pero no estoy hablando de una motivación indiscriminada, aplicada “por parejo” a todos los empleados.

Estoy hablando del verdadero gerente, el que desarrolla a su personal y este desarrollo lo lleva a ser el mejor. Estoy hablando del gerente que nunca tiene ni tendrá miedo de que uno de sus subordinados tome su puesto. Estoy hablando de un gerente excepcional, que se convierte en un “coach” o entrenador de sus empleados.

Es el gerente que conoce las fortalezas y debilidades de cada empleado. También conoce sus disparadores de motivación y los aplica en forma personalizada. Es un gerente que hace que su área crezca a la par del crecimiento del empleado, porque se complace en ver este crecimiento.

¿Existe este tipo de gerente? Desde luego que sí, y lo pueden encontrar detrás de cualquier empresa de excelencia, grande o pequeña. Y es que la realidad es que la empresa,  para crecer, depende de dos actores fundamentales: Un líder excepcional, que lleva a su barco a nuevos destinos y un cuerpo de gerentes excepcionales que alinean a los empleados en la consecución de las metas.

La base de este gerente excepcional radica  en dos aspectos: el primero, su confianza propia y autoestima saludable y el segundo, un interés genuino en su personal.  Las nuevas teorías basadas en la administración por fortalezas  (Marcus Buckinham), son un gran apoyo en el desarrollo de un estilo gerencial equilibrado y fundamentado en las fortalezas y motivaciones del personal. Si por los azares de la vida, te encuentras desempeñando un rol gerencial, te recomiendo fuertemente estudios de este tema, que fortalecerán tu administración, llevándote a la excelencia.

Concluyo contándoles que en mi primer trabajo duré seis meses, en mi segundo trabajo, llevo 11 años.

Anuncios

20 comentarios

  1. joel marquez dice:

    mi pregunta es como llegar a ser un gerente de este tipo, que se necesita para llegar a serlo. claro esta que tenemos que estar muy bien preparados academicamente, pero cual es ese ingrediente extra que se necesita. es un don especial o todos podemos llegar a serlo.
    o la otra cara de la moneda, que debemos aser cuando no toca un jefe de latigo, la verdad no creo poder soportar que alguien me este gritando o amenazando con despido a la tercera semana me voy. como alguien inexperto en el tema, a leer sobre el tema me surgen estas preguntas.

  2. Jorge Ricardo Romero dice:

    Un mensaje muy acertado.
    En la mayoria de los casos tratar de dirigir un grupo utilizando métodos rigurosos y groseros, como amenazas de despido o humillaciones, puede llevar al cumplimiento del trabajo exitosamente; pero el grupo no va a estar dando su 100%, eso es un hecho indudable. pero ahora bien, si nosotros damos cierto grado de libertad, de tal manera que no se pierd un orden, si lo motivamos, si logramos que cada persona se sienta satisfecho y le guste su trabajo, lo más seguro será que esas personas den más del 100% y el trabajo sea cumplido exitosamente y de mayor calidad.

  3. Cinthia Jiménez dice:

    Un verdadero gerente es aquel que se interesa por sus empleados, pos su desarrollo, bienestar y los motiva a superarse. Es aquel que se gana el aprecio y respeto de sus subordinados, dando un buen ejemplo para ellos y no imponiendo temor en sus empleados. Esta forma de gerenciar solo la emplean los gerentes de empresas que alcanzan el éxito. Trasmitir confianza a los empleados es vital para que puedan tener la libertad de sentirse parte de la empresa y desarrollarse junto con ella (la empresa).

  4. Hypatia Saravia dice:

    Es muy importante recalcar que un buen líder tiene muy buena autoestima y esto significa que se conoce las fortalezas y trata de sacar ventaja aun de sus debilidades. Esto es muy bueno porque al tener buena autoestima también estamos cocientes que hay personas mejores y peores a nosotros, y el hecho que hayan alguien mejor no significa que seamos malos, y no es humillándolos o tratándolos de minimizarlos como vamos a lograr vernos mejor, sino con sacrificio y mas esfuerzo que el que el empeña por lo que no es necesario que como jefe humillemos a las personas.
    Esta de mas recordar que en la medida que damos recibiremos el doble, si damos humillaciones y latigazos como menciona el articulo recibiremos desagrado departe de nuestros empleados. Al contrario si damos motivación recibiremos amistad departe de nuestros empleados, y realmente que un jefe sea amigo de los empleados es muy valioso porque el la amistad esta la confianza y así estaremos seguros que ellos serán leales, responsables, honestos y honrados

  5. Cinthia Jiménez dice:

    Un verdadero gerente es aquel que se interesa por sus empleados, pos su desarrollo, bienestar y los motiva a superarse. Es aquel que se gana el aprecio y respeto de sus subordinados, dando un buen ejemplo para ellos y no imponiendo temor en sus empleados. Esta forma de gerenciar solo la emplean los gerentes de empresas que alcanzan el éxito. Trasmitir confianza a los empleados es vital para que puedan tener la libertad de sentirse parte de la empresa y desarrollarse junto con ella (la empresa). Conoce las fortalezas y debilidades de sus empleados y se preocupa por desarrollar cada una de sus fortalezas.

  6. Fernando Escobar dice:

    No existe la fórmula perfecta para poder manejar un grupo de trabajo, a veces es necesario de presión extra para que el grupo responda de manera eficiente, y a veces es necesario la motivación para que el grupo se sienta bien y pueda desarrollarse, siempre y cuando se utilizacen ambos pero no al exceso.

  7. Ruth León dice:

    Un verdadero jefe es aquel que influye en otros apoyándolos para que estos saquen lo mejor de sus capacidades ya que finalmente el jefe junto con sus empleados trabajan por un objetivo común, aunque muchas veces la ganas de adquirir experiencia nos obliga a relacionarnos con personas que simplemente tratan de bloquear nuestro camino, es por eso que en la vida debemos de aprender a desarrollar tolerancia porque seguramente nos encontraremos con muchos jefes con este estilo de administración.
    Ser líder en mi opinión se resume en tres palabras “motivar, influir y comunicar” de esta forma se generará la confianza que nos llevará a cumplir nuestras labores de forma eficiente y nos hará mas proactivos.

    • Joan Marie Funes dice:

      Latigo o Zanahoria?? una pregunta muy interesante. El poder responderla seria un excelente objetivo que deberian de establecerse todos los gerentes de las empresas. Realmente es importante porque muchas empresas disminuyen sus niveles de rendimiento o simplemente llegan a un estancamiento, y lo primero que se piensa es en que los empleados no se estan desempenando en sus areas como deberian. Pero no es el gerente el encargado de velar por el desarrollo de su personal?? Probablemente si es un empleado que prefiere el uso del latigo no va a estar muy interesado por saber que es lo que realmente esta pasando, por el contrario el que prefiere el uso del mecanismo de la zanahoria quien si se preocupa por saber la razon de esa baja y busca los mecanismos para motivarlos y de esta forma al estar contentos ellos la empresa tambien se vera beneficiada con el crecimiento de su productividad.

  8. Gustavo Castellanos dice:

    este dilema del la teoria del latigo o la zanahoria (motivacion) , es un muy buen tema de reflexion ya que muchas personas necesitamos a menudo que nos hechen un empujon para lograr culminar un trabajo de forma que un poco de latigo no esta mal para cierto tipo de personas, sin embargo nadie gusta de un ambiente laboral hostil, por lo que tambien se puede motivar a las personas mediante “premios” por metas cumplidas ,aumentos salariales etc. solo que en mi parecer un buen gerente debe aplicar un poco de ambas teorias ya que todas las personas funcionamos distinto, unas necesitan de la presion para poder hacer bien u trabajo , otras simplemente no necesitan presion de ningun tipo hacen su trabajo muy bien y motivandolas aumentan aun mas su rendimiento

  9. francis andino dice:

    me gusto mucho este articulo ya que muchas veces solo sabemos juzgar a los demas o a los jefes sin saber la responsabilidad q esto conlleva y me parece muy buena idea eso de la motivacion ya que solo estando en los zapatos del otro podemos comprender lo que realmente se siente estar en ese lugar tambien estando en diferentes areas se puede identificar o descubrir nuestro potencial en q area funcionamos mejor y es importante asumir nuestra responsabilidad y tener ese sentimiento de superacion no de señalar a otros por errores nuestros sino buscar el punto donde estamos fallando y corregirlo.!

  10. Gloria Martinez dice:

    el consejo que deja dicho articulo es mur acertado.
    en vida real hay gerentes que se dejan llevar por el poco poder que se le otorga a tratar mal a sus empleados, llegan hasta amenazarlos con despedirlo sino hace las cosas bien. estas personas no desempeña de la mejor manera su trabajo. como gerente creo que debemos pensar como nos sentiriamos nosotros si nos trataran asi, obviamente mal porque a nadie le va gustar que lo vean de menos, es por eso que debemos buscar una formar de motivar al empleado para que ayude al gerente y obviamente ayude a la empresa.

  11. Diego Rodezno dice:

    Pues ingeniera dejeme decirle que yo me voy por la teoria de la zanahoria.

    Por lo general las personas tienden a hacer las cosas bien cuando estan motivadas o tienen retos o se les promete premios por decir asì. Como lider o buen gerente es importante saber conocer el personal con el que se cuenta, conocer sus habilidades y debilidades, en mi opinion un gerente que sigue la teoria del latigo es porque tiene problemas de caracter u otros como ser de inseguridad.

    A mi mamà le paso algo parecido que ud.
    Verá hace 4 años yo estuve hospitalizado por 20 días debido a una grave enfermedad, y el jefe que tenia era algo gruñon y con poca compresión. Por lo que no le daba permiso de faltar al trabajo para que me fuera a cuidar al hospital, y no solo eso, si no que incluso después que yo pase esa dificil situación; mi madre seguia teniendo problemas y no sentia motivacion por su trabajo ya que pasaba intimidada.
    Hasta que cambiaron de Jefe y llego otro con otra forma de tratar a los empleados mas justa y motivadora a tal grado que les dieron un aumento de sueldo a todos los empleados incluyendo a mi mamà. Ahora ella disfruta su trabajo y opina que se siente un ambiente de paz y armonia.

  12. Tania dice:

    Definitivamente mi estilo es el que usa la zanahoria y eh tenido la suerte que el de todos mis jefes, menos uno, también… la diferencia es radical y obtenemos más estimulando y retando positivamente hacia la búsqueda del logro de resultados.

  13. Nicolle Sabillon dice:

    Algun dia vamos a llegar a ser jefes, es necesario tomar en cuenta que una persona por tener un rango mayor no necesariamente quiere decir que es un buen jefe,la autoridad y respeto son valores que un jefe debe de tener, pero que no debe de usarlos de mala manera, si bien es cierto un jefe tiene un cargo muy grande en una empresa, pasara estresado, de mal humor entre otros factores, lo que si es verdaderamente importante es tener en cuenta que los empleados necesitan un ambiente laboral comodo donde puedan sentirse capaces de elaborar bien sus asignaciones, que no vean su jefe como un tirano sino mas bien como una persona dispuesta a brindarles el mejor trato posible.

  14. Hazel Castillo dice:

    Tengo la oportunidad de desempeñar el puesto de gerente en una tienda y la verdad es dificil tratar con personas de diferentes personalidades, a veces nos ven como zanahoria, a veces nos ven como látigo, eso depende de la forma que los tratemos.
    Nuestro trabajo como gerentes es ayudar a otros a desarrollarse, a que puedan desarrollar sus tareas de forma eficiente y es lo que dia trato de hacer con mi equipo de trabajo, soy de las personas que las ayuda y no de las que les pone una carga, motivandolas y orientandolas a que sean cada dia mejor, me encanta poder desRROLrme en este puesto y poner en practica todos los conocimientos adquiridos, por lo tanto me considero del tipo zanahoria y sé que así me ven las personas con las que trabajo.

  15. Nataly Leiva dice:

    El manejo de una empresa se fundamenta en la administracion de sus recursos fisicos,financieros y humanos. Por supuesto que el recurso humano es lo mas importante y delicado de manejar en una empresa,se requiere de parte de quien la adminstra un alto grado de dominio y seguridad personal,lo mismo en el conocimiento que posee.
    El buen lider administrativo no es el que mas presiona o intimida a los empleados,por el contrario es el que utiliza estrategias que estimulen la colaboracion de sus subalternos, y que los mismos actuen enfocados en un interes comun, con la confianza y seguridad de lo que son capaces de hacer.
    Se requiere de mucho ingenio para manejar el personal , un empleado realizara mejor su trabajo si se siente en libertad de desarrollarse en lo que puede hacer,un jefe debe ser un pleno conocedor de cada uno de sus empleados en el plano laboral y personal.
    Hay empresas segun su enfoque productivo que requieren un mayor control de sus empleados porque sus metas estan dadas en base al rendimiento diario o con metas medibles en tiempo y calidad,esto requiere que muchos admin istradores apliquen la tecnica de la zanahoria,para lograr el rendimiento de los empleados.
    Si me ubico en el plano de jefe,aplicaria todas las tecnicas gerenciales para no verme obligada a aplicar la tecnica zanahoria. considero que se trabaja mejor cuando tenemos seguridad y confianza en lo que hacemos,pero no se descarta que en las empresas existen este tipo de lideres esto segun el lider , los empleados o el caracter de la empresa.

  16. Eloisa dice:

    El tema es muy interesante, ser un gerente no es una labor nada facil, lidiar con las actitudes y personalidades de las personas es dificil y requiere no solamente de conocimiento sino de muchas habilidades que no se obtiene solamente estudiando o leyendo, es fundamental que si deseamos ser gerentes estemos dispuestos a moldear nuestra forma de pensar y actuar claro esta siempre y cuando no perjudiquemos a nadie. En lo que a mis respecta prefiero ser zanahoria y no el latigo un verdadero gerente no es aquel que logra que las personas hagan lo que el dice, es aquel que logra que las personas deseen hacer lo que el dice.

  17. Franco Moncada dice:

    El latigo y la zanahoria son representaciones figuradas de dos estilos diferentes de administración. El primero amenaza a los subordinadas con consecuencias negativas; mientras que el segundo ofrece recompensas. Si se le presentan estas dos opciones a cualquiera, con seguridad esta persona optara por trabajar con el estilo de la zanahoria; evitando la animosidad causada por el latigo. Además, los empleados motivadas por la “zanahoria” tendrán mayores probabilidades de realizar exitosamente su trabajo; lo cual deja al “latigo” como un ultimo recurso disciplinario.

  18. Luis Valencia dice:

    En los tres trabajos que he tenido, desgraciadamente, que solo en uno, tuve un jefe gerencial de latigo y tener jefes asi, sinceramente, no es nada motivante, lo unico que lo sigue impulsando a uno, es ir agarrando experiencia y el pago monetario, pero tener jefes de latigo no es nada bueno. En el otro trabajo y en el actual, los jefes que he tenido han sido motivacionales, se preocupan por cada una de las personas que tienen bajo su mando, periodicamente, se reunen con los empleados, ya sea grupal o individual; para hablar no del trabajo, sino, para consejos, desahogarse, ayudarnos a ser mejor personas. Esos jefes, deberian de haber en todas las empresas, asi, capaz las pequeñas y medianas empresas, puedan salir adelante mas rapido y mejor, ya que el peor enemigo de una empresa, es la misma empresa; primero tiene que estar bien la empresa internamente, para asi despues ir evolucionando.

  19. Ruben Fernandez dice:

    Se puede decir que como jefes o gerentes que algun dia vamos a ser es necesario contar siempre con los valores tanto eticos como personales, saber que es necesario tratar a nuestros empleados de la manera mas cordial posible, darles una zanahoria y no con el latigo, esto porque es cierto que son empleados pero tambien son personas que tienen necesidades, aplicar la regla de oro, no tratar a los demas como no queremos que nos traten, esto en las instituciones es muy importante ya que un empleado bien atendido y motivado rendira mas y en conjunto formaran un ambiente laboral comodo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Ebook Gratis

Ebook Gratis

Suscribete a este blog y recibe como regalo el ebook 7 Pasos para el Crecimiento Intencional

Únete a otros 243 seguidores

Certificación John Maxwell Team

Certificación Deeper Path

Certificación 8 to be great Richard St. John

A %d blogueros les gusta esto: