Jessica Calderon

Inicio » Actitud » “Los lunes ni las gallinas ponen”

“Los lunes ni las gallinas ponen”

Blog Stats

  • 112,876 hits
Blogueros Hondureños

Visitantes del Blog

Twitter

 Dicen por allí, que la mamá de los pollitos, es decir, la ilustre gallina, pasa su fin de semana muy relajada, generalmente se levanta tarde a hacer el desayuno, porque los pollitos no van a la escuela, ni el gallo a trabajar. Así que además de dormir un poco más, no se complica la vida y les sirve “Corn Flakes”, porque eso de madrugar a buscar gusanos es realmente complicado y, bueno,  es fin de semana.

A decir verdad la familia entera se la pasa relajada, viendo tele, descansando, paseando, haciendo algunas labores atrasadas y durmiendo. Qué lindo fin de semana. Incluso van de paseo al cine y algunas veces al restaurante. Todos la pasan muy bien, hasta que una sombra se cierne sobre la familia. A eso de las 4 de la tarde del domingo les va cayendo la triste realidad. Ya se va a acabar el fin de semana. Ya viene el lunes.

Después de un delicioso fin de semana,  de relajación y distracción, cómo es posible que a alguien se le ocurriera poner un lunes. Este es un día tan poco añorado, que aún la  Sra. Gallina, conocida por su laboriosidad, decide no poner un solo huevo.  Es que hay que comprender, la maquinaria está  lenta, venimos de relajarnos, no queremos saber de problemas, no queremos saber de trabajo.  ¿Por qué será que no se le ocurrió a alguien agregarle un día más al fin de semana?

Bueno a decir verdad, este es un cuento figurado, yo no sé nada de gallinas. No sé cuando ponen y cuando no, y en realidad, nunca me he detenido a hacer una verdadera investigación para darme cuenta de si las gallinas ponen o no los lunes. Lo que sí sé, es que muchas personas viven aterradas ante la llegada del lunes. Bueno, no exageremos, quizás no aterradas, pero podría afirmar que no están “emocionadas” ante la llegada de una nueva semana de trabajo.

Algunos están en un trabajo que no los motiva. A otros realmente les gustaba el trabajo, pero algo ha pasado que ya no es como antes. A otros su jefe los vuelve locos.  No sé que será, pero algo pasa que se han hecho muy amigos de la gallina improductiva.

La cuestión es que el trabajo es parte de la vida. Prácticamente pasamos más tiempo en el trabajo que en la casa. Son un mínimo de 8 ocho horas diarias. Si consideramos que dormimos 8 horas más y restamos 2 horas de transporte y una  hora de arreglarnos para ir a trabajar, prácticamente nos quedan libres 5 horas al día en actividades no relacionadas al trabajo. Entonces, si  no te sientes bien en tu empleo, realmente tienes un problema.

Ojo, no les estoy diciendo que salgan corriendo a poner la renuncia. Lo que estoy diciendo es que hagan un alto en el camino y analicen que es lo que no les gusta. Puede ser que el empleo les gusta, pero las pequeñas tareas operativas no les dejan avanzar en su labor. Puede ser que un cambio de departamento los llevó a estar en un área que no les encanta. Puede ser que no hay compatibilidad con el jefe o con los compañeros. En estos casos, con unos cambios menores, quizás vuelvan a disfrutar de su trabajo.

Y, en última instancia, puede ser que ese empleo definitivamente no sea para ti. Aún así, puedes analizar otras opciones dentro de la compañía. En último caso, si ya has agotado todas las posibilidades, quizás sea el momento de comenzar una nueva etapa en tu vida laboral.

Si de casualidad has descubierto que cada lunes en la mañana, al ver tu desayuno te recuerdas de la famosa Sra. Gallina, es hora de poner las barbas en remojo. La situación es que el trabajo es una parte demasiado grande en tu vida, como para pasarla repitiendo refranes acerca de gallinas ineficaces.

Anuncios

2 comentarios

  1. Maria Cristina Molfino dice:

    Jajaja la verdad, sí, muchas veces he sido culpable de sentir ese “miedo” de llegar al lunes. Creo que a todos nos ha pasado. Llega la tarde del domingo y lo único que pensamos es: “mañana es lunes.” La verdad es que, mientras estaba en la escuela, siempre odiaba la noche del domingo. Odiaba pensar que tendría que volver a clases el lunes por la mañana. A veces hasta pensaba el sábado: “ya mañana es domingo y después del domingo viene el lunes…” Sin embargo, desde que entré a la universidad ese “odio” a los lunes se me ha bajado bastante. Es más, muy pocas veces siento miedo al principio de la semana. Ahora la mayoría del tiempo estoy algo alegre por el principio de la semana, ya que ahora disfruto de la semana de clases. ¿A que se debe esto? Pues, yo creo que por lo menos en parte se debe a la madurez, al hecho de enfrentar que el trabajo es parte de la vida y que no hay porqué evitarlo. Debemos tener una actitud más positivia hacia él para poder hacer lo mejor de él y poder disfrutarlo.

  2. Gaby Sanchez dice:

    jajajaja es muy cierto lo que dice. yo le doy sincera y soy de las pocas personas que espera el lunes como agua de mayo. no porque no me gusta quedarme durmiendo ni descansando ni nada por eso, pero hay veces que me aburro de no hacer nada. espero ese lunes porque me mantiene ocupada, cosa que me ha costado, pero he aprendido a amar todos los dias de universidad y de trabajo santificando el trabajo como decia San Jose Maria Escriva. si aprendemos a santificar el trabajo les puedo asegurar que sus lunes ya no seran terribles, veran a su jefe odioso con otros ojos, aprenderan a llevarse bien con ese compañero. a hecharle ganas para ver el lunes con ansias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Ebook Gratis

Ebook Gratis

Suscribete a este blog y recibe como regalo el ebook 7 Pasos para el Crecimiento Intencional

Únete a otros 243 seguidores

Certificación John Maxwell Team

Certificación Deeper Path

Certificación 8 to be great Richard St. John

A %d blogueros les gusta esto: