Jessica Calderon

Inicio » Actitud » Los empleos eran cosas serias y desalentadoras. (El camino correcto II parte)

Los empleos eran cosas serias y desalentadoras. (El camino correcto II parte)

Blog Stats

  • 112,125 hits
Blogueros Hondureños

Visitantes del Blog

Twitter

De joven no quería ser escritor, quería ser abogado… en mi último año decidí pasarme a publicidad. Me ofrecía a 18 agencias publicitarias, de las que recibí 18 cartas de rechazo. Pensé hacer estudios de postgrado, pero mis notas no eran lo suficientemente buenas. Aplique a una beca… y fui rechazado. Escribir fue lo que terminé haciendo por eliminación, sencillamente porque tardé lo indecible, en comprender que podría convertirse en un trabajo. Los empleos eran cosas serias y desalentadoras. La escritura era diversión. Malcolm Gladwell, Lo que el perro vio, Prologo.

Todo el libro es magnífico, pero creo que este párrafo del prólogo fue lo que más me gusto. Por cierto, si no lo conocen, Malcolm es un aclamado escritor con varios libros en listas de “NYT Best Sellers”.

Y sigue en pie la pregunta, ¿cómo se cuál es el camino correcto para mi vida?  Lo parte difícil de esta pregunta es que, aunque quisiéramos un manual de instrucciones, la realidad es que  la vida aparentemente sólo nos va dando pistas, que nosotros debemos interpretar.

Si ves tú empleo como algo serio y desalentador, como un mal necesario para vivir, déjame decirte que esa es una gran pista.

 ¿Te parecen familiares estas afirmaciones? “Debo dar gracias que tengo trabajo, aunque no me guste”,  “Todos los trabajos tienen cosas feas”, “Es una etapa”, “No todo en la vida es bonito, debo aprender a que me guste”.

Bueno, si has hecho alguna de las anteriores afirmaciones, en cualquiera de sus derivados, déjame decirte que probablemente estas en un camino equivocado.

Ojo, que no te estoy diciendo que salgas corriendo a renunciar. Primero debes analizar los hechos:

  1. Será que el trabajo te gusta, pero el ambiente de trabajo no es bueno. Puede ser que tu jefe  no sea buena persona (sí sucede), o que tengas algún compañero insoportable, o que simplemente no te gusta a donde te han colocado físicamente.
  2. Quizás algunas cosas de tu trabajo te gustan mucho, pero pasas la mayor parte del tiempo haciendo las que no te gustan.
  3. Quizás no tienes la preparación para el puesto que te han asignado.
  4. Tal vez tu remuneración económica no sea muy buena.

Todos estos factores son externos a la labor que desempeñas y en cierta forma son remediables; en algunos casos, solicitando un cambio de puesto, solicitando un aumento (y ojala recibiéndolo) y en otros casos terminales, pues cambiando de empresa, aunque en otra compañía sigas haciendo lo mismo.

Ahora, si no es este tú caso, porque sientes que en realidad no te gusta para nada tu trabajo, lo que debes preguntarte es:

  • ¿Mi trabajo me llena de satisfacción, me hace sentir mejor como persona, que estoy creciendo profesionalmente? ,
  • ¿Será que paso pensando en mejores formas de hacer mi trabajo y me emociono cuando pienso en ello?
  • Y una pregunta clave ¿Será que aunque amo los fines de semana porque me gusta estar con mi familia, también me muero por que sea lunes para comenzar a trabajar?

 Si tu respuesta a estas preguntas es no, y principalmente si va acompañada de: “Odio los lunes y no quiero regresar nunca a ese empleo”, bueno, quizás sea hora de hacer un alto en el camino y meditar si en realidad estás haciendo lo que deberías; si estás en la profesión correcta, o si necesitas un cambio.

Yo estoy convencida de que el trabajo es una parte fundamental de tu vida (pasamos al menos 40 horas a la semana trabajando); el trabajo  no solo es la fuente de tus ingresos, sino que debe ser una fuente de satisfacción y crecimiento personal. Si no lo sientes así, hay que comenzar a meditar. Como dicen por allí, la vida es muy corta para pasar en un trabajo que no te gusta.

¿Qué les parece si en otro blog seguimos platicando del tema?

Anuncios

1 comentario

  1. Tania López dice:

    Me gustó mucho el post. Es importante hacer lo que nos guste. En el camino podríamos hacer cosas que no nos gusten tanto, pero por suerte, hasta lo que no es nuestro destino, es experiencia! saludos 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Ebook Gratis

Ebook Gratis

Suscribete a este blog y recibe como regalo el ebook 7 Pasos para el Crecimiento Intencional

Únete a otros 244 seguidores

Certificación John Maxwell Team

Certificación Deeper Path

Certificación 8 to be great Richard St. John

A %d blogueros les gusta esto: