Jessica Calderon

Inicio » Actitud » Con anclas en la cabeza

Con anclas en la cabeza

Blog Stats

  • 112,461 hits
Blogueros Hondureños

Visitantes del Blog

Twitter

A fisherman's anchor

Image via Wikipedia

Hace unos días, mientras impartía un Mastermind de liderazgo, uno de los miembros del equipo hizo notar que algunas personas pasan su vida con anclas en la cabeza. ¿Anclas en la cabeza? Si, así como lo lee, anclas en la cabeza.

Todos sabemos lo que es un ancla, pero por si acaso, acá les va la definición, las anclas son objetos muy pesados que se usan para mantener a los barcos “estacionados” en un mismo lugar.

Se imagina usted algo más pesado que un ancla y además andarla pegada a la cabeza. Eso implica que la persona anclada no puede avanzar del lugar donde está.

¿Y cómo será eso de andar un ancla? Sencillo, ha escuchado usted a algunas personas decir:

· Yo no puedo.

· A mí nadie me ayuda.

· Mi trabajo es horrible, mi jefe es malo, no encuentro trabajo.

· En este país no se puede. Nadie le ayuda a uno.

· Todo me sale mal.

Pues bien, esas son anclas mentales. Fíjense ustedes que el cerebro es un órgano tan poderoso, que sigue nuestras instrucciones al pie de la letra. Si usted se dice: “Yo no puedo”, ¿qué cree? Es seguro que no va a poder. ¿Por qué? Pues porque usted mismo se dio la orden de no poder. Por eso les digo a mis alumnos: Si usted dice: Quisiera ser empresario, pero no puedo… Quisiera escribir un libro, pero no puedo, quisiera…pero no puedo, no debe sorprenderles en nada que no puedan.

Ahora, si por el contrario, usted dice: Quisiera poner una empresa, aunque no sé por dónde comenzar, pero voy a tratar. Quisiera estudiar una carrera, aunque en este momento se me hace difícil, pero voy a prepararme, etc. Usted está permitiéndose la posibilidad de al menos intentar.

Desde luego, por muy positivo que uno que sea, cumplir una meta implica muchos elementos externos e incertidumbre, así que aunque usted se diga “Sí puedo”, eso no es garantía de que logrará el éxito, pero sí es garantía de que al menos hay una posibilidad de lograrlo. Por el otro lado, si usted se dice no puedo, automáticamente cerró la puerta a cualquier posibilidad.

Entonces, ante la situación tan difícil que vivimos en el país, ¿qué sentido tiene que nosotros mismos nos cerremos todas las puertas? No se convierta en su principal enemigo. Decídase hoy a quitarse las anclas mentales y comience por definir nuevas metas y pensar: Quizás en este momento no se puede, pero comenzaré a prepararme, porque sí podré.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Ebook Gratis

Ebook Gratis

Suscribete a este blog y recibe como regalo el ebook 7 Pasos para el Crecimiento Intencional

Únete a otros 244 seguidores

Certificación John Maxwell Team

Certificación Deeper Path

Certificación 8 to be great Richard St. John

A %d blogueros les gusta esto: