Jessica Calderon

Inicio » Coaching

Category Archives: Coaching

Su Modelo de Negocios Personal

Aunque usted no lo crea, o no lo sepa en este momento, independientemente de la profesión que tenga, o en el campo laboral que se desempeñe, sea empleado o empresario, soltero o casado, ama de casa o ejecutiva, joven o ya entrado en años, usted es el Gerente General de la empresa  más importante que existe, su vida.

Una empresa es una serie de recursos organizados para lograr un fin determinado. Usted, en su vida cuenta con una serie de recursos que han sido colocados a su disposición para lograr un fin determinado, su propósito de vida. Todos tenemos un propósito único y una serie de talentos, habilidades y dones que fueron colocados a su disposición para lograr ese objetivo.

¿Y a fin de cuentas cuál es el beneficio de manejar su vida como una empresa? Imagínese vivir una carrera profesional basada en sus fortalezas, intereses y habilidades. Imagínese tener el trabajo soñado en lo que usted ama y le apasiona. Imagínese crecer en su carrera profesional a un nivel que nunca imaginó. Imagínese iniciando su propia empresa, tal y como siempre la soñó…  Imposible me dirá usted. Yo le diré, completamente posible, pero para ello debe comenzar contestando tres preguntas:

  1. ¿Quién es usted?
  2. ¿Qué es lo que quiere?
  3. ¿Cuáles son sus fortalezas personales?

Si usted puede contestar estas tres preguntas con facilidad, usted está listo para dirigir con éxito su empresa personal (haga la prueba y contéstelas en un minuto). Si no lo puede hacer y más bien le ha dado un gran dolor de cabeza, déjeme decirle que difícilmente logrará lo que quiere si no sabe qué es y con qué cuenta para lograrlo. Pero no se me desanime, hoy es el momento en que comience a dirigir su vida como una verdadera empresa y hay recursos a su disposición para ayudarle a hacerlo.

Business Model YouTim Clark es el autor del famoso libro y programa  Business Model You (Su modelo de negocios personal). Utilizando el modelo del también famoso libro Business Model Canvas, Tim Clark logró describir en una forma clara y puntual los elementos de su propia empresa personal. Todo esto en una sola página. El modelo ya está siendo utilizado por millones de personas alrededor del mundo para redefinir sus carreras y lograr alta satisfacción en su vida laboral.

Así como el modelo de Tim, hay otros a su disposición, pero este tiene la cualidad de ser muy fácil de entender y de aplicar. También hay muchos coaches y trainers que se están dedican a enseñar a otros como redefinir su carrera usando el modelo de Tim, yo soy una de ellas.

Así que ánimo, comience a dirigir su vida como su la mejor empresa y comience a ver nuevos resultados.    Acá les dejo el video de Tim, solo que no está en español : (  

Salga de su zona de confort, pero nunca de su zona de fortalezas

 

Windows v0.0

Su Zona de Fortalezas

Estoy segura que usted ha escuchado el famoso consejo: Salga de su zona de confort.

 

Coaches, entrenadores y oradores motivacionales invierten gran cantidad de  horas, escritos y palabras en tratar de convencerlo de que para crecer, usted debe estar dispuesto a salir de su zona de confort. Debo decir que tienen razón, solo que en la mayoría de los casos el discurso deja por fuera un detalle importante: Sí, salga de su zona de confort, pero nunca, y me refiero a NUNCA, salga de su zona de fortalezas.

 

Créame, es un detalle muy importante que hace una inmensa diferencia.

 

La famosa zona de confort, es el espacio en que nos sentimos cómodos, ya sea en nuestro actuar, como en nuestros pensamientos. La zona de confort tan cómoda que nos estacionamos en ella y nos negamos a salir, por lo que nuestro crecimiento se estanca.

 

Lamentablemente, cuando somos convencidos de que debemos salir de esta linda zona, la mayoría de las veces nos lanzamos a la acción sin tener un plan o siquiera un rumbo.

 

El problema es que en muchos casos salimos de la zona de confort, pero también de nuestra zona de fortalezas y al salir de este segundo espacio, mucho menos conocido, nuestro resultado es completamente predecible: Crónica de un fracaso anunciado.

 

Nuestra zona de fortalezas es aquella área en la que somos naturalmente fuertes y habilidosos, y es en esta zona donde reside nuestra más fantástica oportunidad de destacarnos.

 

Salir de nuestras fortalezas y comenzar a trabajar en nuestras debilidades nos lleva a un fracaso seguro.

 

El punto no es lanzarse a la conquista de un espacio desconocido sin saber siquiera con qué armas cuento para la batalla.

 

El objetivo de salir de nuestra zona de confort debe ser en todo momento un peldaño a nuestro continuo crecimiento personal. Para que este crecimiento sea efectivo debe usted seguir invirtiendo tiempo en el desarrollo de sus fortalezas personales.

 

Y bueno, no se puede crecer en algo que no se conoce, así que primero lo primero. Debe conocer cuales son sus fortalezas y después comenzar a salir de su zona de confort para desarrollarlas.

 

Cómo puede ver, la zona de fortalezas es la cara desconocida del proceso de crecimiento.

 

Seguiremos hablando de este interesante tema.

 

¿Cómo mejoro mis áreas de debilidad? Tres estrategias infalibles.

Disculpen el título, es una pregunta capciosa. En mi anterior artículo “Corregir sus debilidades o mejorar sus fortalezas, ¿Qué le conviene más?” expliqué que no es posible mejorar las debilidades hasta llevarlas a un nivel en que sean una fuente de ventaja para nosotros.

Enfocarnos a mejorar nuestras debilidades nos lleva a vivir en la zona del promedio, nunca en la excelencia.

Lo cierto es que si usted continua enfocado en trabajar en sus debilidades, además de afectar su desempeño se puede ver afectado en su salud, recuerde que comenté que las debilidades “debilitan”, lo que se traduce en nuestra salud física, emocional y en nuestros resultados debilitados. ¿Le ha pasado que después de llevar a cabo aquel trabajo que tanto odia termina usted con un gran dolor de cabeza? Parece que nuestro cuerpo es mucho más sabio que nosotros y nos avisa cuando andamos en el camino equivocado. Algunas alarmas que nos indican que estamos desgastándonos son estrés, dolor de cabeza, colitis, acidez en el estomago, etc.

Entonces la pregunta correcta es: ¿Qué hago con mis debilidades? Las debilidades se administran de forma en que no afecten nuestro desempeño. Yo recomiendo tres estrategias infalibles:

  1. Eliminar: Tómese un tiempo para analizar si es realmente necesario que usted lleve a cabo esta actividad. Aunque le parezca imposible de creer, algunas veces podemos eliminar por completo ciertas actividades, sin afectar para nada nuestros resultados. Haga la prueba por algunos días, si nadie nota que no se ha llevado a cabo la actividad y no hay un efecto negativo en sus resultados, considere seriamente eliminar esta actividad.
  2. Delegar: Una forma de reforzar su desempeño es rodearse de personas que lo complementen. Un complemento es alguien que tiene fortalezas donde usted tiene debilidades. Busque personas que complementen sus debilidades y desde luego, aprenda a delegar en ellas.
  3. Controlar: Hay algunas debilidades que afectan directamente nuestros resultados, y que por su naturaleza e impacto en nuestro desempeño, no podemos ni eliminarlas ni delegarlas. Estas debilidades se deben aprender a manejar a tal grado que no le afecten su desempeño, pero que tampoco le distraigan demasiado. Un ejemplo podría ser el de un gerente a quien se le dificulta hablar en público. La naturaleza de su cargo implica que debe aprender a hacerlo. Siendo estratégico, este gerente debe aprender a hablar lo suficientemente bien para comunicar sus mensajes con claridad, pero no esforzarse en llegar a ser un orador de fama mundial.

Ha llegado el momento en que usted se tome un tiempo analizar sus resultados y comenzar a tomar decisiones estratégicas en cuanto al manejo de sus debilidades. Implemente estas tres acciones y vea como mejora su impacto.

Seis acciones diarias para ayudarle a identificar sus fortalezas

Descubra sus Fortalezas

Descubra sus Fortalezas

No me canso de remarcar la importancia de conocer las fortalezas individuales. Aquella persona que está consciente de sus habilidades particulares y  las usa en forma intencional, definitivamente tiene una ventaja sobre el resto. Sus fortalezas  son determinantes en su éxito, porque es en sus áreas de fortaleza donde usted tiene la oportunidad de destacarse.

Sin embargo, la mayoría de las personas desconoce completamente sus fortalezas, lo que les lleva a una vida de prueba y error, donde hay algunos éxitos ocasionales que no se pueden replicar. Otras personas viven frustradas porque están trabajando en sus áreas de debilidad, en lugar de en sus fortalezas, ese fue mi caso hasta hace unos años en que hice un esfuerzo consciente por conocer mis fortalezas y comencé a concentrarme en desarrollarlas. En otro artículo hablaré de mi experiencia personal, hoy sólo les diré que es necesario un esfuerzo consciente de su parte para identificar sus fortalezas. A continuación le explico seis acciones  que le ayudarán en este proceso:

  1. Comience a creer en usted: Debo decir que lo primero es creer en usted mismo y comprender que sí tiene algunas fortalezas únicas. Muchas personas no creen tener algo que las destaque del resto. Comienzo por decirle que usted SI tiene al menos una fortaleza, ese es un hecho. En otro post ampliaré al respecto, por el momento confíe en mí, porque necesitamos tener una mente abierta para poder avanzar.
  2. Lleve un diario: Esta acción es la base para las demás. Recuerde que estamos tratando de traer a nuestra consciencia algo que está grabado en lo profundo de nuestro cerebro. Para hacerlo, llevaremos un registro diario de nuestras acciones. Así podremos grabar una fotografía de nosotros mismos, lo que nos ayudará a vernos desde otro ángulo.
  3. Pregunte a otros: Puede preguntar a personas maduras y de su entera confianza acerca de las habilidades naturales que notan en usted. Es mucho más fácil ver las habilidades de otros que las nuestras, así que preguntar a otros le dará una nueva perspectiva. Anote sus resultados en el diario.
  4. Recuerde sus gustos, experiencias, éxitos y fracasos: Este es un bueno momento para un viaje al pasado. Tome un tiempo para analizar qué le gustaba hacer cuando era niño o cuando era joven. De allí puede usted obtener grandes pistas. Recuerde aquello que le gustaba tanto o aquello en lo que continuamente le felicitaban por sus resultados. También recuerde las áreas que se le hacían especialmente difíciles. No se quede en los recuerdos, tome un tiempo para preguntarse por qué. Quizá algunas experiencias se le hacían difíciles porque no las comprendía, porque sus maestros no eran amables, o porque estaba pasando algunos problemas familiares o personales. También analice las experiencias buenas, qué es lo que le gustaba de ellas y cómo se sentía cuando las realizaba. Anote en su diario tanto sus recuerdos como las conclusiones a que ha llegado.
  5. Observe su rutina diaria: Esta acción requiere de un esfuerzo grande, pero vale la pena. En su diario anote cada tarea que realiza en su día normal de trabajo e identifique cómo se siente al realizarla y cuáles son sus resultados. Identifique lo que le gusta y lo que no, así como factores externos que influencian su gusto o disgusto por la actividad (por ejemplo, me encanta mi trabajo en ventas, pero mi jefe me pone a hacer informes sin sentido).
  6. Comience a experimentar: Una vez que haya identificado algunas posibles fortalezas, comience a experimentar poniéndolas en práctica en forma intencional. Por ejemplo, si usted se ha dado cuenta que le gusta mucho explicar procedimientos a sus compañeros de trabajo y siente que lo hace muy bien, busque situaciones en las que lo haga. A medida que vaya descubriendo sus fortalezas debe comenzar a ser intencional en ponerlas en práctica, de esta forma logrará comprender más claramente cómo funciona esta fortaleza en usted y las podrá desarrollar y usar a su favor.

Finalmente debo decirle, no se desespere, sus fortalezas están en usted, con paciencia las encontrará.

En mi siguiente post platicaremos un poco acerca cómo la ayuda de un experto y de tests especializados le ayudarán a conocerse un poco más y a desarrollar sus fortalezas.

Gerentes y ejecutivos ¿Por qué necesita usted un coach?

estadisticasSe podría decir que el coaching es el nuevo paradigma en el desarrollo de ejecutivos y empresarios de alto potencial, alcanzando en los últimos 30 años un gran auge en países desarrollados. Sin embargo, en Honduras es todavía una herramienta relativamente nueva, poco conocida y principalmente poco entendida. Aun así, he observado en los últimos dos años una alta tendencia de las grandes empresas hondureñas hacía la búsqueda de la incorporación del coaching como una de las herramientas utilizadas para el desarrollo de sus gerentes y personal en mandos directivos.

Ante los desafíos de un ambiente de negocios sumamente complejo, empresarios y líderes recurren cada vez más a coaches que les ayudan a comprender y visualizar claramente sus caminos de acción.

“No hay duda de que los futuros líderes necesitarán coaching constantemente. ” Ram Charan ( Autor de 14éxitos de librería y Coach reconocido de empresas Fortune 500) Fuente: Enero del 2009, Harvard Business Review.

Al interior de las empresas, el área de recursos humanos reconoce cada vez más la necesidad de emplear metodologías alternativas que impacten dramáticamente el desarrollo de sus ejecutivos. Reconocen además que un coach se convierte en una parte esencial del proceso de crecimiento y aprendizaje de un líder.

El coaching consiste en una relación individual, personalizada y confidencial en la que el coach y el ejecutivo trabajan juntos para que el ejecutivo desarrolle actitudes y habilidades individuales superiores. El coach y el ejecutivo trabajan en la definición y clarificación de metas, identificación de las barreras que  impiden lograr las metas y definición de caminos de acción. El coach empodera al cliente y le permite avanzar con confianza en el desarrollo de su agenda personal y profesional.

El coaching se desprende  de la necesidad cada vez mayor de que los líderes y ejecutivos desarrollen no solo sus habilidades técnicas y de negocios, sino también, y especialmente,  competencias y habilidades suaves tales como relaciones interpersonales, liderazgo, innovación y creatividad, autoconocimiento y confianza propia.

Sin embargo, por ser una profesión relativamente nueva aún hay mucha confusión en relación a qué es y qué no es el coaching. Particularmente existe la tendencia a confundir el coach con la psicología y sus prácticas, la terapia y la consejería, lo que hace que muchas personas presenten resistencia al proceso de coaching. La principal diferencia entre estas disciplinas es que la terapia y la consejería parten de un estado disfuncional y trabajan en lograr que el cliente llegue a un estado funcional. El coaching, en cambio, consiste en llevar a una persona de un estado funcional a uno óptimo. El coaching se enfoca en el hoy y en el futuro; la terapia y la consejería por su parte se enfocan en el pasado y en muchas ocasiones en eventos que deben ser enfrentados y superados para que la persona sea capaz de seguir con su vida. Un coach no está capacitado para atender casos que requieran asistencia psicológica.

También existe una confusión muy grande en cuanto al coaching y la capacitación y mentoría. Un mentor o un maestro basan su método de enseñanza en explicar al aprendiz aquello en lo que debe crecer y le indican las formas en que debe actuar. El aprendizaje está basado en la experiencia del mentor o en el conocimiento del maestro. Un coach ético jamás le indicará a su cliente cómo debe proceder. El poder del coaching está en el proceso que sigue el coach para ayudar al cliente a descubrir su propia verdad, lo que permite que el cliente se empodere y realice los ajustes necesarios en su actuar, basados en una comprensión profunda y personal del porqué de lo que hace y cómo sus acciones afectan sus resultados. Es este último punto lo que hace al coaching diferenciarse y destacarse sobre cualquier otra herramienta de desarrollo humano. El cambio se origina en el interior de la persona, lo que hace que sea real y permanente.

Brecha de desempeño

 

Quizás en este momento se esté haciendo la pregunta ¿Necesita yo un coach? Erick Schmidt, actual presidente ejecutivo de Google, en una entrevista realizada por CNN Money, comenta: “Todo el mundo necesita un coach”. Y luego explica cómo un  coach le dará perspectiva en cuanto a sus acciones y comportamientos. El tener una perspectiva externa le ayudará a darse cuenta de algunas áreas de crecimiento que usted no puede ver, como barreras mentales, autolimitaciones, fortalezas  o  fallas de carácter. Fuente: Diciembre 2009, Erich Schimidt, CNN Money, (http://money.cnn.com/video/fortune/2009/06/19/f_ba_schmidt_google.fortune/).

Dado que el coaching  es una profesión bastante nueva y muy poco conocida en el mercado hondureño, se deben tomar algunas precauciones para seleccionar a un coach ético.

  1. Debe poseer una certificación reconocida de una institución sólida y confiable.
  2. Debe tener experiencia comprobada como coach.
  3. Debe poder explicarle en forma clara la metodología que empleará.
  4. Debe creer y vivir el proceso, por lo que debe tener un coach.

En lo particular, mi principal recomendación es que el coach debe ser una persona ética y responsable, con experiencia y recomendaciones comprobadas.

Finalmente podemos decir que el coaching es una solución muy potente para asegurar el desempeño superior de los talentos más valiosos de la organización. En los países del primer mundo tener un coach se considera algo muy profesional y  honroso. Honduras ya se ha unido a esta tendencia, y cada vez más podemos ver empresas que incorporan esta poderosa herramienta como una fuente de desarrollo de sus equipos.

Cómo aumentar su impacto y sus ingresos

Tony-Robbins-Marc-Benioff-Richard-Branson-Successful-Friends-300x336Se ha fijado usted que hay personas, que parece que están muy claras en lo que quieren y casi siempre alcanzan las metas que se trazan y por ende son muy exitosas en su vida personal y profesional.

Se ha fijado que estas personas son una minoría en la población. No es que la mayoría no se trace metas o no tenga aspiraciones. Si las tienen, pero no logran alcanzarlas;  en muchos casos esas metas son como una nube siempre presente, pero imposible de alcanzar.

¿Qué saben estas personas que forman parte de la minoría exitosa que el resto no sabemos?

Existe una pieza fundamental en el rompecabezas de cada persona que es la llave que le abrirá la puerta a lograr lo que se propone y vivir una vida balanceada, financieramente solvente y mucho más feliz.

Explicaré en qué consiste esta pieza a través de lo que uno de mis mentores y de paso un excelente autor,  Kary Oberbrunner ha llamado: El camino a la rentabilidad.

Kary explica que para que una persona sea exitosa y de impacto, deberá seguir el camino a la rentabilidad, que incluye 5 pasos:


El Camino al Impacto

El primer paso es tener claridad en lo que quiere y en quién es usted. Una vez que usted puede ver claramente lo que quiere, comenzará a darse cuenta que debe desarrollar ciertas habilidades que le permitirán ser quien debe ser, para tener lo que quiere tener. Esto se llama competencia.

La competencia en un área específica elevará su confianza propia, porque usted se dará cuenta que se conoce a usted mismo, que sabe qué quiere hacer y que sabe cómo hacerlo. Cuando usted se presenta ante el mundo como una persona con alta confianza propia, es imposible que el mundo no lo note, porque la realidad es que en el mundo lo que sobra es gente que no sabe lo que quiere ni hacia a dónde va; lo que escasea es gente segura. Esta seguridad en sí mismo crea influencia sobre los demás, que se verán atraídos hacía usted como las abejas a la miel.

Este aumento en la influencia le traerá la sorpresa de ser una persona que causa impacto a su alrededor y desde luego, el impacto viene acompañado de ingresos.

Véalo usted mismo en los trabajos, las empresas, o en profesionales auto empleados. Los que se llevan los mejores puestos, contratos y clientes, no son necesariamente los más expertos o conocedores, sino aquellos que tienen más confianza en sí mismos.

Pero regresemos al principio de esta cadena. Puede usted observar que todo comienza con la claridad de saber quién es y qué es lo que quiere. Sin claridad es indudable que no se puede lograr nada, al menos nada intencional. Así que ya lo sabe usted, la pieza fundamental es la claridad.

¿Y qué si usted no está claro en qué es lo que quiere? Bueno, la realidad es que la mayoría de las personas no lo están, así que no se sienta triste ni mal. Otra realidad es que a la mayoría de las personas ni les interesa. Si usted ha leído hasta acá, es porque no es cómo la mayoría.

El primer paso para logar la claridad es decidirse a buscarla. El segundo es buscar a un coach o guía experto que le ayude en este camino.

Así que no espere más, comience hoy. Estoy para servirle.

¿Está usted loco?

English: Albert Einstein Français : portrait d...

English: Albert Einstein Français : portrait d’Albert Einstein (Photo credit: Wikipedia)

Se le atribuye a Albert Einstein la famosa definición de locura, no por su famoso “look” descabellado, sino por la siguiente frase: “Locura es hacer siempre lo mismo y esperar resulta dos diferentes”.

Le pido permiso para hacerle algunas preguntas que quizás le hagan meditar un momento:

  1. ¿Cuál es su situación actual en el trabajo, en su carrera o en su empresa?
  2. ¿Está usted donde quiere estar?
  3. ¿Cuáles son sus metas profesionales, financieras o empresariales?
  4. ¿A dónde se ve usted en cinco años?
  5. Y principalmente ¿Qué está haciendo hoy para conquistar esas metas?

Me voy a concentrar en la última pregunta, ¿Qué está haciendo hoy para lograr el futuro que quiere? Podríamos decir que esta es la pregunta del millón, porque nuestro futuro se construye cada día, no ocasionalmente.

El famoso escritor del siglo IX, James Allen, nos dejó esta interesante frase que complementa muy bien a Einstein: “Las personas están ansiosas por mejorar sus circunstancias, pero no están dispuestas a mejorarse a ellas mismas. Es por eso que permanecen atadas”.

Esta dura verdad nos dice que la única forma en que podemos mejorar nuestras circunstancias y alcanzar nuestras metas, es comenzando a cambiar nuestras acciones actuales.

La frase de  James Allen tiene un pensamiento triste, y  es que muchas personas quieren mejorar, pero no están dispuestas a cambiar, lo que las mantiene atadas, y en un estado de frustración al  verse atrapadas en una situación sin salida.

Sin embargo Allen también nos da la salida a esta situación: Si usted quiere mejorar, debe cambiar. Esta es una decisión completamente personal. Usted puede decidirse a cambiar cuando lo desee, no tiene que esperar algo externo y puede hacerlo hoy mismo.

Y si no está seguro de si está bien o mal, le comento que dicen por allí que nuestros resultados no mienten. Analice sus resultados, ¿Son los que usted quiere? Si no lo son, hoy es el momento de comenzar a cambiar.

Ppor cierto, yo no creo que usted esté loco, así que ¡Comience ahora! Me gustaría que me contará acerca de los pasos que está dando a su nuevo futuro.

Por su éxito, Jessica Calderón

Crea historias nuevas

comienza yaMuchos de nosotros llevamos a cuestas pesadas cargas de fracasos pasados y circunstancias que nos golpearon y que no nos dejan avanzar y crecer.

El potencial de crecimiento está dentro de ti, pero si en tu mente sigues enfocada en el pasado y tus dificultades presentes, no podrás hacer uso de tus habilidades y talentos para crecer.

Es importante que comprendas que tu futuro no está determinado por tu pasado, por tus fracasos, por tus anteriores resultados o por tus circunstancias actuales. NO tienes porque ser una víctima de la vida y dejarte  llevar por dónde la corriente te arrastre.

¿Has perdido el empleo? ¿Tu esposo o esposa te ha dejado? ¿Has quebrado tu empresa? ¿Has desperdiciado mucho tiempo y no has terminado tus estudios? Dicen por allí que mientras hay vida hay esperanza. Yo te digo hoy: Mientras hay vida, hay oportunidad de crear historias nuevas.

Hoy es el gran día en que puedes comenzar a escribir una nueva historia. No te detengas a pensar en todas las razones por las que no puedes. Lo que tienes que hacer hoy es decidir escribir tu historia y comenzar a hacerlo.

Seguro que ya estás pensando en todas las razones por las que no puedes: No tengo idea de por dónde comenzar. No tengo dinero. Trabajo tiempo completo y no puedo hacer nada más. Tengo que cuidar a mis hijos pequeños.

Si estás luchando entre tus excusas y tu gran deseo es escribir tu nueva historia, lo que debes hacer es comenzar hoy por dónde puedas y según lo que tu tiempo o presupuesto te permita; puede ser algo tan sencillo como iniciar un diario, escribir tus ideas, escribir un blog, etc. El punto es comenzar a actuar, porque así te mandarás un mensaje de renovación e inicio de una nueva historia para tu vida. ¡Comienza hoy!

Hoy mismo puedes comenzar, escribiendo en los comentarios cuál es la historia que quieres escribir, o puedes escribirme a mi correo tu historia… Ánimo, así comencé yo, escribiendo un blog con una nueva historia.

Crecimiento Intencional

¿Te has preguntado por qué otros triunfan mientras tu te sientes estancado?

¿Qué hace la gente “exitosa” que no hacen los demás?

¿Y qué es ser exitoso a fin de cuentas?

Esta pequeña conferencia de 15 minutos te ayudará a aclarar estas dudas y comenzar un camino de crecimiento intencional.

Recuerda mi página de facebook y solicitar tu ebook: Los 7 pasos para un crecimiento Intencional: https://www.facebook.com/JessicaACalderonM

Video Crecimiento Intencional

Hugo no para de fracasar

Hugo Sanchez

Hugo Sanchez (Photo credit: jmrobledo)

Venía manejando esta mañana cuando vi el siguiente titular pegado en un poste con grandes letras rojas: HUGO SANCHEZ NO PARA DE FRACASAR.

¿Qué piensa al ver este titular? ¿Es algo positivo o negativo? ¿Cómo ve usted el fracaso?

Increíblemente mucho de lo que hagamos o dejemos de hacer en la vida se origina directamente en nuestra forma de ver y reaccionar ante el fracaso, sencillamente porque fracasar es parte del proceso de aprender y aprender es parte del proceso de alcanzar otro nivel.

Analicemos el proceso de aprendizaje. Para ello retrocedamos un poco y analicemos como aprende a hablar un bebé. Si se da cuenta, el bebé comienza a tratar de balbucear palabras hasta que las logra decir claramente. Lo mismo sucede cuando trata de caminar. Serán muchas las veces en que se caiga y golpee, hasta que finalmente domine el arte de caminar. Imagínese un niño tratando de andar en bicicleta, ¿Cuántas veces se caerá antes de aprender a dominar el equilibrio?

Como puede ver a partir de estos ejemplos, cometer errores es una parte natural del proceso de aprendizaje, luego debemos corregir los errores y volver a intentar. Sin embargo, cuando crecemos, de alguna forma este proceso natural de aprendizaje se ve interrumpido y comenzamos a tener miedo a fracasar. Empezamos a temer al ridículo, a la burla, a la pérdida económica, al rechazo, etc. ¿Y entonces qué hacemos? Sencillo, dejamos de intentar y comenzamos a sentirnos cada vez mas satisfechos con el estatus quo y la zona de confort, si, esa zona tan cómoda donde estamos completamente a salvo del peligro de fracasar.

La gran pérdida es que al ubicarnos en nuestra zona de comodidad, aunque estemos a salvo del dolor del fracaso, truncamos nuestro crecimiento y nuestras posibilidades de salir adelántate, porque ya no tomamos riesgos y ya no aprendemos nada nuevo.

De allí es que rechazamos oportunidades fantásticas y no sabemos por qué, por ejemplo: Le ofrecen un excelente empleo con un pago muy por encima de lo que gana normalmente. Sorprendentemente lo rechaza porque no se siento listo. Otro ejemplo: Siempre ha soñado con tener una empresa, tiene todo un plan de negocios, ha tomado todos los cursos de creación de empresas que hay disponibles, tiene el capital y aun así no da el paso. Simplemente hay algo que me detiene. Analice usted el día de hoy cuántas cosas está rechazando porque tiene miedo al fracaso. Es importante que no se juzgue, sino que simplemente sea consiente de su situación y comience a tomar medidas para cambiar.

Quiero terminar diciéndole que el miedo al fracaso es una de las barreras más grandes que le impedirán lograr lo que usted quiere en la vida. Así que a partir de hoy comience a analizar realmente qué es el fracaso, comience a verlo desde otro punto de vista y comience a aceptarlo como parte del proceso de aprender. Tomé riesgos y decídase a ser lo que nació para ser.

Saludos