Jessica Calderon

Inicio » Innovación

Category Archives: Innovación

Aprender a apreciar el cambio

Cuando trabajaba administrando la carrera de Ingeniería Industrial, una de las actividades que más me angustiaban era la programación trimestral de clase y la asignación de los maestros. Muy seguido sucedía que al iniciar un periodo académico nuevo, un maestro indicaba que no podría continuar con nosotros. Para el que no conoce este trabajo, debo aclarar que no hay peor pesadilla que llegar al primer día de clases sin un maestro asignado y con 35 alumnos matriculados en una materia. Así que cuando un maestro nos dejaba, eso era una gran emergencia.

La mayoría de nuestros maestros eran excelentes, así que dejar ir a uno de ellos era una desgracia. Al inicio, en mis primeros años de trabajo además de preocupada y estresada, me ponía triste, porque pensaba: “Y ahora como voy a conseguir un maestro así de bueno, será un vacío muy difícil de llenar”.

Al poco tiempo comencé a notar que a pesar de que se nos habían ido algunos maestros excelentes, los sustituíamos con otros igual de buenos. No puedo decir que mejores, porque no hay parámetro de comparación. Eran diferentes y casi siempre excedían nuestras expectativas y traían un enfoque refrescante e innovador.

Así que, además de aprender a calmarme en estas situaciones de emergencia, aprendí a esperar que cada cambio trajera algo nuevo y bueno.

Ahora, cada vez que viene un cambio, de jefe, de subordinado, de iglesia, de pastor, de trabajo, de colonia, de país, etc.  en lugar de angustiarme por el cambio, lo espero con alegría y con la mente abierta a un cambio positivo.

Anuncios

Arboles Arcoíris: Una lección de creatividad

Cuando mi hijo tenía cuatro años comenzó a pintar los arboles de una forma particular: cada pedacito del tronco lo pintaba de un color diferente. Así el tronco quedaba como un arcoíris. Ciertamente se miraban divertidos los árboles, y en vista de que una de las áreas que enseño y fomento es la creatividad,  traté de no caer en la tentación de decirle que los troncos de los árboles son cafés, en lugar de ello alabé auténticamente sus dibujos.

Y es que los niños son genuinamente creativos, expresando en diferentes medios el mundo imaginario que habita en sus mentes. Realmente me encanta ver los dibujos de mis hijos. Algunas veces una simple mancha negra es ¡Una tarántula! (como dice mi bebe).

Sin embargo, los adultos sabemos que NO HAY ARBOLES CON TRONCOS DE  COLORES. Simplemente no los hay. Los troncos son de color cafe, con la diferencia de que algunos son más oscuros que otros, pero igual, cafes.

Un momentito, parece que alguien se olvido de avisarle a los famosos  eucaliptos arcoíris filipinos (Eucalyptus deglupta) que no podían ser de colores. Estos árboles despliegan en su tronco una multicolor muestra de rebeldía ante la mente cerrada de los adultos obstinados en pintar los troncos de color cafe.

Eucalipto Arcoíris

¡Qué sorpresa, mi hijo tenía razón, existen los árboles arcoíris!

Esto me lleva a preguntarme, ¿porqué pasamos de una niñez multicolor a una adultez monocromática? ¿Qué sucede en el ínterin? ¿Cómo es que limitamos tanto nuestra mente y  la cerramos a posibilidades un poco más descabelladas de lo normal?

Porqué no abrir los ojos y observar un poco más detenidamente nuestro entorno y darnos cuenta que en el mundo natural no hay limitaciones; porqué no comenzar a liberarnos de las barreras mentales que atan nuestros pensamientos y estar abiertos a nuevas y fantásticas posibilidades.

¿Porqué no comenzar a pintar arboles arcoíris?

Tronco Arcoíris

Si quiere distinguir su producto, píntele un elefante

Dale Carnegie dice que no hay sonido más dulce para una persona, que escuchar que le llamen por su nombre. Es por esto que desde hace un tiempo me he hecho el firme propósito de aprenderme los nombres de mis alumnos. Sería una tarea sencilla, de no ser por dos factores, mi terrible mala memoria y el hecho de que sean 35 alumnos. Aún así, con mucho esfuerzo, siempre me los aprendo.

Como estrategia para  facilitar este esfuerzo sobrehumano (para mi, desde luego), este módulo les preparé a cada alumno, un rótulo de cartón, adornado con un mensaje motivador. Lleve una caja de “crayolas” y “tape”. Así, luego de explicarles las instrucciones, cada alumno escribió su nombre y se lo pegó en la camisa. Eso era todo lo que había que hacer.

Rótulo elaborado por Temis

Durante el segundo día de clases, mientras estaba inspirada explicando los factores por los cuales fracasan los aspirantes a empresarios, algo llamó mi atención, tuve que parar el desarrollo del tema y verificar lo que me pareció ver. La alumna, Temis, además de escribir su nombre, decoró su rótulo con un lindo elefante, algunas florecitas y un collage de colores (pueden ver el dibujo).  En una clase de 35 alumnos, ¿cuál nombre creen que fue el primero que me aprendí? claro, el de Temis, y no solo eso, hasta el momento, es el único que sé.

Lo mismo pasa en el mercado de productos y servicios. Imagínese usted en medio de la larga fila de anaqueles de supermercado, buscando un paquete de comida para perros, una sopa deshidrata, un betún de zapatos o cualquier otra cosa. ¿Cuántos hay de cada uno, cuál es el que me conviene y cómo los distingo?

Igual sucede en el mercado de servicios, si deseo comprar un paquete turístico, me voy a la guía telefónica y zas… aparecen 25 nombres de operadoras turísticas. Entonces, ¿cuál selecciono?

Y esta es la parte complicada para el empresario, tratar de lograr que su producto se distinga. Tratar de “dibujarle un elefante”. Algo que logre que el cliente pare lo que estaba haciendo y se dirija a buscar ese producto, porque sabe que tiene algo especial, que nadie más tiene.

Piensa, piensa, piensa.

  • ¿Qué hace falta en el mercado?
  • ¿Qué combinación con otros productos puede hacer que el mío sea más interesante?
  • ¿Cómo lo simplifico?
  • ¿Cómo lo hago más accesible al cliente?
  • ¿Qué es lo que el cliente está esperando y nadie le ha podido dar?
  • ¿Cómo puedo mejorar o modernizar un producto tradicional?

El  punto es ser creativos y hacer propuestas innovadoras. Desde luego, el camino de la innovación requiere más trabajo, pero al final, la recompensa es mayor.

Al principio cuesta posicionar la idea, porque somos reacios al cambio. Pero porqué mejor no vemos unos ejemplos reales, déjame mencionar tres:

  • La Apple salvó su empresa gracias a la innovación constante. Comenzaron reinventando las computadoras personales con diseños atractivos, software más amigable e innovación en todo aspecto. Luego vino el Ipod, después de muchos años con el walkman,  ya era urgente un cambio. El Iphone no se dejo esperar;  y ahora tenemos la novedosa Ipad que amenaza con alborotar la industria de la notebook. Parece que no se cansan de revolucionar el mercado con sus “I”algo. http://www.apple.com
  • ¿Qué más tradicional que un circo? No se me ocurre un servicio más complicado, difícil de modernizar, hacer atractivo y hasta adictivo. Quizás podríamos consultarle al canadiense Guy Laliberté si su fabulosa locura no es un éxito millonario y adictivo para conocedores del “show busines”. El Cirque Du Soleil  ha gando millones, tiene shows permanentes en las principales ciudades de Estados Unidos, fabulosas giras mundiales, sus espectáculos han sido televisados en programas especiales y desde luego, ha generado millones de millones en ganancias. http://www.cirquedusoleil.com
  • La locura de las sandalias de hule… Ir a trabajar de sandalias, ¿porqué no?, ¡Yo misma lo hago  con mis fabulosos Crocs Olivia! Por favor, no piensen mal de mí, soy maestra, paso parada mucho tiempo, me duelen los pies y qué mejor que mis comodísimos y elegantes Crocs. Si puedes convertir unas tradicionales sandalias en un accesorio de belleza, eso sí se puede considerar un hit. http://www.crocs.com/

Entonces, qué te detiene, comienza a  pensar cómo pintarle un elefante a tu producto.

Seguimos hablando de Negocios: Innovación + sudor + trabajo duro = excelentes resultados

Los negocios de corte innovador son todo un desafío, ya de plano debemos ser valientes para iniciar una empresa, y que además ésta sea novedosa y desconocida para el mercado, hay que ser todo un general de la época romana, para agarrar el coraje.

Bueno, no hay que exagerar, si se enfrentarán desafíos partículas por el hecho de ser una empresa innovadora, pero las recompensas a la larga son muy beneficiosas.

Consideremos el ejemplo de mi clase, una empresa que se dedica a organizar conferencias. Ojo, que no es organizar cursos o seminarios; es ser un enlace o contacto entre conferencistas de alto nivel (nacionales o extranjeros) y empresas que requieren organizar congresos, conferencias o seminarios.

Analicemos los retos que implica una empresa innovadora:

  1. Dificultad para crear una cultura: Partamos del hecho de que el producto o servicio es completamente desconocido para el mercado, aunque supla una necesidad claramente insatisfecha. Cuando se introducen conceptos innovadores, el mercado puede optar por dos caminos: adoptar la innovación fácilmente o rechazarla. Lamentablemente la natural resistencia al cambio del ser humano inclina más la balanza a que se rechace el nuevo producto o servicio. Esto no es razón para darnos por vencido antes de comenzar, simplemente implica una educación al consumidor, que se traduce en campañas de mercadeo bien diseñadas y sólidas.
  2. Alta inversión en publicidad y mercadeo: Cómo mencionaba en el punto anterior, debemos diseñar una estrategia de mercadeo sólida, lo que puede implicar una inversión en publicidad mayor que la de un producto ya conocido.
  3. Seguidores al acecho: Es una realidad innegable que el innovador abre camino a otros empresarios que ven una oportunidad económica en la innovación. Recordemos que el empresario innovador ha invertido en una gran campaña para darse a conocer. El seguidor se aprovecha de que el cliente ya conoce el producto, por lo que su inversión y esfuerzo es menor y sus probabilidades de éxito se incrementan. Es por esto que cobra vital importancia conocer los medios de protección a las innovaciones.

Pero no todo son retos, también tenemos grandes beneficios al aventurarnos a emprender un negocio innovador, el principal de ellos, es ser el líder del mercado con todo lo que esto implica: Lograr una fijación en la mente del consumidor, obtener las primeras ganancias cuando aún no hay competidores, una curva de aprendizaje que se puede aplicar a nuevos productos y la que más me gusta, libertad creativa para definir el negocio como lo deseemos.

Indudablemente la innovación un gran reto, que puede dar como resultado grandes retribuciones.

Negocios Tradicionales vrs. Negocios Innovadores ¿En cuál invierto?

Entre las propuestas de ideas de negocios de mi curso, los alumnos presentaron ideas tradicionales e innovadoras.

Entre las ideas tradicionales presentaron la propuesta de un lavado de autos (“car wash”) y  una empresa fabricante y comercializadora de charamuscas y pilones (las mismitas charamuscas de toda la vida).  Entre las innovadoras se presentaron una consultora de imagen profesional, una procesadora de semillas de marañón y una empresa organizadora de conferencias de alto nivel, ya sea para empresas o para el público en general.

Comencemos analizando las ideas tradicionales:

Un “car wash” tradicional (no automatizado), ubicado en una gasolinera: Relativamente fácil de iniciar y administrar, inversión baja, intensivo en mano de obra no especializada, muy fácil de copiar, siendo la principal barrera de entrada el tener acceso a  un local que tenga alquiler accesible y acceso a agua. Generalmente este tipo de empresas están ubicados en lugares con alto tráfico o en gasolineras.  Sus ingresos por cliente son bajos, pero es un negocio de lealtad, sus clientes regresarán a lavar el carro en el mismo lugar casi siempre.

Cómo podemos hacer atractivo un negocio tradicional como un “car wash”. Algunas ideas:

Ventaja Competitiva: ¿Qué puedes ofrecer que sea único y que el cliente lo valore de forma especial y esté dispuesto a preferir tu negocio  sobre los demás, aún pagando un poco más que la competencia? Pensando en el estilo de vida tan rápido en que vivimos ahora, muchas personas tienen el problema de que no desean esperar mientras les  lavan el carro, por lo que seleccionan empresas de lavado que estén cerca de su lugar de empleo o de donde harán algunos mandados. De allí surgió la idea poner estas empresas en parqueos de centros comerciales, en los cuales mientras haces tus compras te lavan tu carro. Otra idea podría ser un servicio de traslado del “car wash” a un lugar cercano, como el trabajo, universidad o casa. Te llevan en un busito al lugar donde realizarás tus actividades mientras te lavan el carro y te recogen a una hora previamente determinada.

Calidad: Siempre hablamos de la calidad, pero pocas empresas realmente la implementan como forma de cultura. Particularmente en este tipo de empresas de servicio es importante llevar un control de calidad adecuado y garantizar al cliente ciertas garantías, tales como tiempo de servicio, nivel de limpieza, etc.  Por ser un tipo de empresa intensiva en mano de obra, hay que tener especial cuidado en entrenar a los operarios en la calidad, servicio y la atención al cliente. Recordemos que nuestros empleados son la cara que mostramos al cliente. En este sentido es muy importante el proceso de selección, cualquiera puede aprender a lavar carros, pero las actitudes son difíciles de cambiar.

Innovación: Podemos ser innovadores en el servicio e incluso aplicar innovaciones tomadas de otros negocios que pueden estar o no  relacionados al nuestro. Por ejemplo, si el “car wash” está cerca de una universidad, probablemente asistan muchos jóvenes, usuarios de la computadora y el internet. En este caso puedes dar acceso a internet para que los clientes puedan navegar mientras esperan. También podrías tener un par de computadoras para revisar correo y demás.  

Calidez: En los negocios la palabra calidad siempre está de moda, pero se nos olvida que trabajamos con personas y para personas, entone, ¿porqué no ofrecer calidad y calidez al mismo tiempo? Una sala de espera cómoda, café, té o agua de cortesía o a la venta, un televisor, revistas o periódicos disponibles son detalles pequeños que harán una diferencia. Además de un saludo, llamar al cliente por su nombre, agendar la próxima cita,  son detalles que te ayudan a lograr lealtad.

Aún las empresas tradicionales pueden ser excelentes negocios si los vemos desde una óptica innovadora.